Actividades para bebés los días de lluvia.

Posted in Ideas by
actividades para bebés

Ya sabéis que Oli es muy activo y aventurero, y en casa me suele costar entretenerlo más de 1h antes de que ambos estemos hartos y nos apetezca salir a la calle a pasear y desfogar energías (sobre todo él, yo más bien me arrastro como puedo…). Con la llegada del otoño, y el frío y la lluvia, el plan se nos ha complicado. Yo siempre he sido una amante del frío, el invierno y las bajas temperaturas, pero desde que soy madre y tengo que pensar cosas con las que entretener a mi fiera en casa porque fuera llueve… pues ya no me gusta tanto. Si fuera más mayor y tuviéramos planes alternativos para estos momentos (como el cine, los museos, las exposiciones, el teatro, los talleres, etc) o si pudiera hacer más cosas (actividades Montessori, trasvases, práctica de la motricidad fina, etc) sería mucho más fácil, pero con un bebé de diez meses no tengo muchas opciones, así que me toca ingeniármelas pensando actividades para bebés. Al final termino haciendo cosas cotidianas con él, para que se familiarice con las cosas que tenemos en casa y con nuestras actividades del día a día.Éstas son las cosas que solemos hacer en casa cuando fuera está lloviendo, adaptadas a su edad.

actividades para bebés

Actividades para bebés sensoriales

Ahora mismo lo que más le entretiene son los estímulos que le llegan a través de los sentidos, así que me gusta ir organizándole de vez en cuando actividades sensoriales con las que, además de divertirse, pueda aprender. No son infinitas así que las guardo para días de lluvia en los que necesito actividades sí o sí, porque a la tercera o cuarta vez que las hacemos ya no les presta atención. Estas actividades me suelen durar unos 15-20 minutos cada una, según lo alargue yo.

  • Tacto – Le gusta mucho tocar mis jerseys de invierno, porque tengo muchos y de diferentes materiales, así que para esta actividad le preparo todos mis jerseys y le dejo que los vaya tocado, tirando de ellos, chupándolos, etc. Algunos son más suaves, otros más rugosos, otros tienen el tejido grueso, otros fino.. le encanta ir tocándolos. Y si encima le abro el cajón y le dejo que los saque uno a uno, es feliz. Mientras él saca yo guardo y así la actividad nos dura más. Si tu cajón no está a ras de suelo, puedes probar con una palangana o una caja de donde pueda sacarlos (o incluso en la lavadora, si como a Oli a tu bebé le encanta sacar prendas de ella). Si no quieres que te toquitee los jerseys también puedes hacerlo con las bufandas. Además,, mientras él toca y saca le voy contando para qué sirven los jerseys, que estamos en invierno y hay que abrigarse, etc, para que vaya asimilando nuevos conceptos.
  • Gusto – Una actividad que le encanta es hacer zumo de naranja. Nos sentamos en el suelo de la cocina con varias naranjas partidas a la mitad y el cacharrito de hacer zumo. Él me mira mientras cojo media naranja y la froto en el aparato, y trata de quitármela, así que se la dejo y cojo otra. Él la chupa y la huele (a veces se la pasa por la ropa, ejem) pero enseguida se distrae con la que yo estoy usando, y me la pide, y entonces yo cojo la otra y sigo con el zumo. A veces intenta él frotar la naranja como hago yo, pero es muy pequeño y no le sale. Yo le ayudo hasta que se aburre y vuelve a ponerse a chupar las otras naranjas. Al cabo de un rato saco un vaso (transparente, para que vea bien) y le enseño que debajo del cacharrito que yo frotaba hay zumo, lo vierto en el vaso delante de él y lo bebemos. La primera vez que lo hice su cara al ver que sabía igual que la naranja que había estado chupando fue épica. Me gusta mucho hacrlo porque así trabajo con él la permanencia de los objetos, el cambio de forma, etc.
  • Olfato – Esta idea la leí en una newsletter de Baby Center cuando Oli tenía como dos meses, y nos aconsejaban estimular su olfato porque era el sentido más desarrollado a esa edad. Le gustó bastante y a veces lo he vuelto a hacer cuando no podíamos salir a la calle. Consiste en darle a oler diferentes especias; si te lo curras mucho las puedes poner en cuenquitos, yo por facilidad y por no gastar le sostengo el bote donde las almaceno. Le voy enseñando diferentes especias de olor fuerte (sus favoritas son la canela y la menta, pero también le encanta el romero, el orégano, el curry, el comino…) e incluso otros alimentos que tenga en casa y que huelan mucho, como el ajo.
  • Vista –  Cuando tenía como doce años mis padres me regalaron una lámpara redonda que cambiaba de color según le dieras tú al mando a distancia. No le di mucho uso a esa edad pero ahora la aprovecho bastante con Oli. Apagamos la luz y encendemos la lámpara. Yo me quedo detrás y él se acerca poco a poco. Yo estoy pendiente con el mando y, cuando toca la lámpara (es un círculo grande y no quema, la puede tocar sin peligro) le doy al cambio de color. Se lleva unos respingos cuando cambia la luz que me parto de risa. Si no tenéis esta lámpara se me ocurre que a lo mejor podéis haceros con una linterna y unos geles de colores para flash de estudio como estos para cambiar el color de la luz.
  • Oído – Esto realmente no es una actividad en sí, pero nos entretiene bastante en casita, y consiste en poner música y bailar por el salón. Nos lo pasamos pipa.

Juegos para pequeños

Oli es aún muy chiquitín como para jugar a muchas cosas, porque no entiende las normas y se distrae fácilmente. Pero aun así hay varios juegos a los que podemos jugar y que nos encantan.

  • El pilla-pilla gateando – Le dejo que se adelante un poco por el pasillo gateando y luego salgo yo a cuatro patas detrás de él. Doy fuerte con las manos en el suelo para que se sienta perseguido y le grito algo en plan ”que te pillo, que te pillo!’ muy rápido. Se suele partir de risa e intentar huir pero de la risa no llega muy lejos… cuando le alcanzo le hago una pedorreta en el culete y vuelta a empezar.
  • El escondite – Cuando era más pequeño lo hacíamos con una manta, nos tapábamos la cara y hacíamos el típico ”¿donde está mamá? ¿Y dónde está el bebé?” durante unos segundos antes de gritar, ”aquíiiii”. Ahora que es más mayor a veces él mismo se esconde detrás de las cortinas o se va a una esquina y se pone mirando a la pared para que le busque. Es difícil no morir de amor…
  • Los disfraces – Aún es muy pequeño para comprender el concepto del disfraz, pero sí que le hace gracia llevar puesto algo extraño que le abulta o que no se ponga normalmente. Se lo pasa genial con los gorros grandes o las pelucas (mientras no piquen, tiene una piel muy sensible) y el nuevo hit de nuestra casa es esta cola de dragón de BarcelonaKids. Es de la marca Cucua y le llama mucho la atención por ser amarilla y por abultar tanto cuando la lleva puesta. Ahora mismo es pequeño para entender que va disfrazado de dragón, pero como es un juguete evolutivo preveo muchas tardes jugando a ser dragones en mi futuro cuando sea más mayor… Además es 100% algodón, delicada con su piel, y es sencilla, por lo que da mucho juego para que el niño se invente las aventuras que quiera.

actividades para bebés

Cucua es una marca española cuya historia puedes conocer aquí y sus colas de dragón me parecen un juguete muy original para fomentar la creatividad de los peques. Las puedes encontrar en BarcelonaKids, una tienda online para pequeños donde venden juguetes, decoración, y otras cosas para ellos. La cola de dragón es un regalo perfecto para estas Navidades y, por eso.. si estáis atentas mañana a mi cuenta de Instagram igual podéis ganar una para vuestros días de lluvia porque hemos organizado un SORTEO muy especial.

¿Y vosotras cómo entretenéis a vuestros bebés cuando fuera llueve?

*Este post está patrocinado por BarcelonaKids. ¡Gracias por ayudarme a seguir creciendo!*

14 noviembre, 2017
/
Previous Post Next Post

Leave a Reply

You may also like