Sobre nosotros

 

Somos Julia, Luis y el pequeño Óliver, una familia feliz en Madrid. Nos gusta dormir hasta tarde (a Oli el que menos, la verdad), pedir comida para cenar, los picnics al sol, reír a carcajadas y las pedorretas en la barriga. Creemos, como dice aquella famosa cita, que ‘’lo mejor que podemos regalar a nuestros hijos son dos cosas: raíces y alas.’’ Raíces de apego, de mimos, para que siempre sepan que tienen un lugar al que volver, una base sólida de amor incondicional al que agarrarse. Y alas para volar, para no tener miedo a investigar, a disfrutar, a atreverse a las cosas; alas para comerse el mundo. Pensamos que las alas sólo funcionan si desde que son bebés les regalamos las raíces que necesitan.
En Raíces y Alas queremos hablar de nuestra experiencia como padres: no somos profesionales ni sanitarios, no tenemos ninguna formación relativa a la educación de niños pequeños y lo que comentamos aquí sobre el tema es sólo nuestra opinión personal y las experiencias que acumulamos criando al pequeño Óliver. Como en todo, tenemos nuestras preferencias: nos gusta la crianza con apego, pasar mucho tiempo con nuestro hijo, colechar con él, portearlo, alimentarlo con la leche de mamá hasta que sea él mismo quien ya no quiera más… construir día a día sus raíces, que le dotan de la confianza que necesita para un día construir sus propias alas.
 
Sobre Julia
Soy #mamatónoma, trabajo como fotógrafa profesional de otras familias felices en Julia Puig Photography. Me gustan el sushi y los viajes en tren, odio la Coca Cola y demás refrescos y me encantaría vivir en una casa con jardín y cultivar nuestro propio huerto. Es difícil de explicar, pero ser madre me ha completado de alguna manera. Creo que todos somos prismas y para mí la maternidad ha añadido otra cara, más colorida y vistosa; me ha enseñado a frenar, a que no pasa nada si un día no se hacen las cosas y sólo hacemos plan de teta y sofá, a mirar todo con ojos nuevos. Mi pasión, la fotografía, es también mi profesión y Óliver me está permitiendo redescubrirla: retratarle cada día es el proyecto más fascinante en el que me he embarcado nunca.
 
Sobre Luis
Soy un profesor de Historia y Clásicas apasionado de la lectura y la escritura. Vivo enamorado de la Roma antigua, y escribo sobre ello en Portal Clásico. Mi universo está hecho de libros hasta donde me alcanza la memoria. O lo estaba, porque con el nacimiento de Óliver he tenido que reinventarme tantas veces que ya no sé muy bien ni quién soy ni dónde voy. La paternidad ha sido lo más grande y a la vez lo más difícil que me ha pasado nunca. Óliver ha sido un terremoto de emociones que ha sacudido mi mundo, destruyendo todo lo antiguo y construyendo al mismo tiempo una nuevo y maravilloso. Ahora no tengo tanto tiempo para leer ni para escribir, pero mi hijo me ha hecho darme cuenta de la necesidad de dedicar ese tiempo a vivir.
 
Sobre Óliver
Me gusta la teta (¡lo que más en el mundo!), ver los dibujos desde mi hamaca, que me lean cuentos mientras me cantan, dar paseos en mi mochila de porteo para ir viendo el mundo, los masajes después de bañarme que me da mamá y que papá me haga pedorretas en la barriga cuando me cambia el pañal. Ya sostengo la cabeza, estoy aprendiendo a rodar y algún día me comeré el mundo.