Blog

Cómo llevar una separación sin dañar a los hij@s.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La relación como pareja ha dejado de funcionar pero no tiene porque romperse la familia.

La vida da muchas vueltas y no todos tenemos porque seguir al mismo ritmo los mismos giros que se presentan o elegir los mismo caminos. Y esto pasa muchas veces en las relaciones de pareja.

"Has cambiado", "ya no eres el mismo", "no me siento bien contigo", "ya no te quiero"... son algunas de las frases que a veces podemos escuchar de nuestra pareja o escucharnos decirlas a nosotros mismos. ¡Claro! La vida nos hace cambiar y eso no tiene porque ser malo, vamos evolucionado, pero a veces cambiamos en direcciones opuestas y la relación de pareja se resiente.

Esto puede suceder de manera transitoria debido a una crisis, un momento vital estresante, un proceso de toma de decisiones... y se debería tener en cuenta si el deterioro de la pareja se está produciendo por sucesos externos que van a finalizar y hablarlo para buscar estrategias que ayuden a aliviar la tensión y restablecer la conexión perdida entre los dos y poder brindar el apoyo que el otro necesita sin debilitar la relación y el cariño. O, si por el contrario, el daño de cualquiera de las partes ya es irreparable se tendrá que trabajar en una mediación familiar para no perjudicar al mayor tesoro que se tiene: un/a hijo/a y a uno mismos.

No es fácil dar este paso: separarse de la pareja con la que se ha dibujado un proyecto de vida común. Sólo el pensar sobre ello puede generar tristeza, dolor, ira, frustración... una enmaraña de emociones que mal gestionadas van a crear conflictos innecesarios y sufrimiento o secuelas en tus hijos/as que seguro que no deseas. Recuerda, no se puede controlar la emoción que se siente pero sí que se puede decidir cómo actuar con ella y esto va a ser parte de un aprendizaje de gran importancia que vas a transmitir a tus hijos/as.

 

¿Es dañino para l@s niñ@s/adolescentes que sus padres/madres se separen?

Para dar respuesta a esta cuestión es necesario diferenciar entre dañino y doloroso ya que evidentemente este proceso va a producir dolor aunque la separación sea de mutuo acuerdo y en las mejores condiciones e incluso quizá se necesite un apoyo profesional para mediar o ayudar a pasar el duelo que va a tener vuestro hij@. Pero que produzca dolor no significa que vaya a ser dañino y evitar este daño es responsabilidad de papá mamá.

¿Y cual es la diferencia entre dañino y doloroso? Con un ejemplo se entiende más fácil:

Te puede gustar comer muchos dulces, que sientas placer, felicidad y/o satisfacción comiendo de vez en cuando alguno está bien pero si se comen habitualmente muchos esto va a hacer daño al organismo y va a deteriorar la salud. Por el contrario, cuando se hace ejercicio, a veces puedes sentir desagrado o incluso notar dolor pero hacer deporte es beneficioso para la salud y al acabar te sientes con más energía, serenidad y/o felicidad aunque te hayas desgastado físicamente.

¿Cómo ayudar a los/as hijos/as a que no le dañe el proceso de separación?

Si tu relación va a terminar o ha terminado no olvides esta premisa: Tu hijo/a os sigue necesitando a los dos. La relación de pareja a roto, la familia no tiene que hacerlo. A veces, se olvida esto tan importante por el cansancio, el dolor, la frustración, el rencor, el odio... Y se hace una guerra donde queda en medio o se usa como arma lo más valioso y común de esa historia compartida.

No te gusta lo que acabas de leer ¿verdad?

Para ayudarte a que esto no suceda te dejo las claves más importantes para que el proceso de separación no sea dañino en los/as hijos/as.

♦ Recordar que lo que se rompe es la pareja, NO se rompe la familia. Nadie dice que sea fácil pero se ha de dejar a un lado las pequeñas diferencias y priorizar lo más importante, el/la niño/a.

Esta forma de amor nueva se puede experimentar tras una separación desarrollando estrategias ASERTIVAS de comunicación y trabajando la EMPATÍA.

Para dejar latente este mensaje de "familia unida a pesar de la separación" es necesario que se comunique la decisión de manera conjunta. ¡Seguís siendo un equipo en su educación y desarrollo!.

♦ Antes de comunicar la noticia a niñ@s/adolescentes, es conveniente prepararlos emocionalmente. Para ello hay cuentos, dinámicas familiares e incluso juegos para que vayan, según su edad, interiorizando el futuro mensaje y normalizando el cambio en la estructura familiar.

♦ Dar respuesta a las preguntas del niño/a o adolescente. Si no se responde a sus dudas e inseguridades ellos/as van a intentar buscar las respuestas por otros medios e incluso crear una historia paralela de lo que está sucediendo. El monstruo de la culpa y miedo va a crecer desproporcionadamente e incluso va a desfigurar la imagen de mamá y/o papá que tiene quedándose sin sus pilares fundamentales de seguridad y confort.

♦ Acompañar los sentimientos y miedos que muestren los/as niños/as de manera consciente. Trabajar la inteligencia emocional en uno/a mismo/a y en ellos/as aceptando y validando las emociones, no transfiriendo las propias a ellos/as y entender que sus emociones son suyas y válidas ¡aunque tú no las entiendas o sientas igual! Las tuyas las lidias tú y debes gestionarlas de manera saludable para ayudar a tu hijo/a a hacer los mismo con las suyas. No olvides que la experiencia que tú vives en este momento con su papá/mamá no tiene que ser la misma que él/ella siente.

♦ Respetar las rutinas que hasta ahora tenía el niño/a o adolescente. Esto va a ayudarle a vivir el proceso con más naturalidad.

♦ Crear de manera conjunta las normas/límites, si hasta ahora no estaban bien definidas es importante establecerlas para evitar más confusión, inseguridad o desorden en la nueva etapa familiar del menor. Dentro de estas normas/limites puede haber una flexibilidad establecida. Existen normas rojas que no se deben incumplir y las dos partes deben tener claras pero habrá otras que podremos regular manteniendo un acuerdo. Por ejemplo, "la hora de dormir es las 9h pero si al día siguiente no hay cole se puede ver una película con mamá o papá, después de cenar o cenando, y acostarse más tarde".

♦ Por supuesto, si tu separación es debido a problemas más graves o es más dura por el tipo de relación que tenías o simplemente necesitas más orientación, apoyo o ayuda de un profesional sobre cómo afrontar la separación o vivir el duelo de esta perdida no te olvides de que hay profesionales para ayudaros en el proceso.

 ¿Y cómo protegemos a nuestr@s hij@s si mamá/papá decidió no estar en la familia?

Quizá durante el embarazo papá se asustó o no quiso asumir responsabilidades y desapareció, o tras unos años mamá o papá decide irse o el proceso de separación es mal llevado y el padre o madre que no obtiene la custodia  ve esporádicamente a sus hij@s sin estar presente en la crianza del niñ@/adolescente. Y llega un día en que el niñ@ pregunta:

¿Y dónde está mi papá (o mamá)?.

Las reacciones serán variopintas, cada persona que tenga que responder esta cuestión tendrá la suya pero pero tienen un factor en común; les genera angustia e indecisión sobre lo que hacer. No hay una pauta única para dar ante esta respuesta, cada caso tiene sus características y manera de abordar según múltiples factores pero sí que se debería tener en cuenta lo siguiente:

♦ Sé sincer@, no le des falsas expectativas para sobreprotegerlo ni evadas la respuesta. Eso sí, no hace falta que entres en detalles innecesarios para él. Sólo quiere una respuesta de su fuente de seguridad, no un relato de una historia dolorosa. A veces con un simple "nos dejamos de querer", "no sabía lo maravillos@ que era estar junto a ti" o "no se sabía cuidar a sí mism@ y tuvo miedo de hacerlo mal contigo"... ayudamos al niñ@ a procesar esta realidad que aunque haya estado siempre o hace tiempo ahora es patente para él/ella. Recuerda, si no se le da respuesta la buscará por sus medios o creará una respuesta con su imaginación.

♦ Refuerza su seguridad. Enséñale que él/ella es igual de importante aunque no tenga a papá o mamá.

♦ Ayúdale a tener confianza en sí mismo y en otras personas que sí que están a su lado. Enséñale a distinguir entre el papel de acción y el de víctima.

♦ Descubre junto a él/ella la diversidad. Encontrar la variedad de familias que existen. ¡Las hay de muchos tipos y estructuras! Lo importante en todas ellas es que las personas que forman parte de ellas de manera presente se cuiden entre sí y traten bien, con empatía, asertividad y cariño.

♦ Haz sentir a tu hij@ completo. No necesitamos a otr@s que no están porque lo que ya tengo es valioso y sobre todo "yo mismo". Para ello es necesario enseñar a l@s niñ@s que son únic@s y están llenos de fortalezas y también algunas debilidades pero que podrán mejorar por sí mismos y para sentirse más plenos, más felices y no para gustar a nadie.

 

 

Aquí os dejo un link para que puedan disfrutar de un vídeo que habla sobre el tema:  La relación como pareja ha dejado de funcionar pero no tiene porque romperse la familia.

Info Contacto

logo raices y alas

SERVICIOS PSICOEDUCATIVOS:
- Psicología infanto-juvenil y familiar
- Sesiones online y presencial
- Talleres psicoeducativos (Todas las edades)
- Grupos juego desarrollo
info@raicesyalas.es
Tlf: +34 686 374 417

Otros datos

Sobre mí

Beatriz Salas Vidal

Psicóloga infanto-juvenil y familiar

Núm Colegiado P-02626

¡No sabes lo feliz que me hace poder ayudarte!

presentacion pie de pagina

Síguenos en:

©2022 Copyright. Raíces&Alas